> El maltrato en la adolescencia.

violencia2 No son marido y mujer, pero se insultan y se pegan como lo hacen demasiados adultos.

La violencia de género en los noviazgos de adolescentes no es una anécdota. Un 12% de los adolescentes reconoce que en una ocasión, o más, ha pegado o empujado a su pareja.

El dato procede de un estudio realizado con 962 adolescentes con una edad media de 15 años de siete institutos de enseñanza secundaria de Almería (España).

Elaborado por el Instituto Andaluz de la Mujer y la Universidad de Almería, el trabajo desvela, que hasta un 7% de los chicos reconoce haber dado una bofetada en más de una ocasión a su novia, un 16% confiesa haberlas empujado y un 6% admite haberlas amenazado con algún objeto.

Ante estas cifras, cobran fuerza los programas educativos impartido en colegios e institutos, ya que, además de necesarios, resultan eficaces para la prevención presente y futura de los abusos en la pareja.

violencia1 Según otro estudio realizado con adolescentes en la Comunidad de Madrid, un 80% de las chicas y un 75% de los chicos no relacionan la falta de amor con el maltrato. Piensan que se puede agredir, hacer sufrir y causar daño a alguien que queremos. No identifican la conductas de abuso psicológico. El control del tiempo, del dinero, de la ropa, de las amistades… la coacción, el chantaje y las amenazas, e incluso insultar y zarandear a la pareja, no son considerados por ellos y ellas actos de violencia o agresión.

De modo que cuando piensan en maltrato, piensan en agresiones físicas graves.

Pellizcos, tirones de cabello, insultos, chantajes, descalificaciones, hasta agresiones sexuales (incluida la violación), son manifestaciones de la violencia durante el noviazgo, que puede extenderse hasta el matrimonio y, en el peor de los casos, derivar en la muerte de mujeres.

Exigir “la prueba del amor” constituye una de las principales formas de violencia que los jóvenes varones ejercen sobre sus “novias”, quienes finalmente aceptan a mantener relaciones sexuales, aún en contra de sus deseos: “entonces es porque no me quieres”. No, entonces el que no me quieres eres tú.

Por "amor", las mujeres toleran el maltrato confiadas en que algún día su pareja cambiará. La violencia en el noviazgo pasa desapercibida porque la violencia de género se asocia a las parejas casadas y con hijos.

violencia4 Las agresiones en la pareja suelen iniciarse, generalmente, ya en el noviazgo o al inicio de la convivencia, a través de comportamientos abusivos y no respetuosos, como intentar controlar con quién se relaciona ella, criticar su forma de vestir, compararla con otras mujeres, explosiones de celos o presiones para mantener relaciones sexuales. Todas estas conductas abusivas se hacen cada vez más frecuentes y extremas. Todos estos actos se asocian y se justifican a través del "amor": lo hago porque te quiero.

Una de las razones por la que habitualmente la violencia se mantiene es porque sucede de una forma cíclica. Suele manifestarse a lo largo de tres fases: fase de tensión, fase de agresión y la fase de reconciliación, también llamada "luna de miel".

Cuando se vive en pareja hay que valorar y defender una relación de igualdad, compartir decisiones y responsabilidades, repartir el trabajo doméstico y cuidados de la familia, etc. El amor y la posibilidad de convivir y vivir con una pareja debe ser una realización de vida. Tiene que tener muchos componentes de amistad: la libre elección, la no propiedad de las personas, la libertad.

Se trata de dar porque se tiene y no porque se renuncia. Es un amor consensual, no se pierden los límites de las personas, es un cuidado recíproco.

Quiero terminar diciendo que las adolescentes de hoy no quieren más príncipes azules, quieren construir  su  propia historia, que no quieren buscar su media naranja porque ya son una naranja entera, y que ojalá que no tengamos que escuchar nunca más la frase "hay amores que matan".

Onion IsiOnion - Rodrigo Dejo estos enlaces de diferentes guías  publicadas en España encaminadas hacia los jóvenes para detectar y prevenir la violencia doméstica.

> Guía infantil contra los malos tratos.
>
Guía de prevención de la violencia de género en adolescentes.
>
Desconecta del maltrato.

Vota este artículo:

Previous
Next Post »

5 comentarios

Write comentarios
jose
AUTHOR
27 de enero de 2010, 0:16 delete

la verdad ue da miedo, pero es una realidad . buen articulo

Reply
avatar
Bruno
AUTHOR
27 de enero de 2010, 16:29 delete

La verdad es que este estudio asusta un poco, pero es una realidad.

Salu2.

Reply
avatar
Celso
AUTHOR
27 de enero de 2010, 18:28 delete

La verdad es que leyendo el artículo y dichos estudios, como que asustan un poco.

Un buena artículo.

Un abrazo.

Reply
avatar
Cristina
AUTHOR
27 de enero de 2010, 22:42 delete

Impresionante, si en la adolescencia para esto no me quiero ni imaginar lo que vendrá después.

¡¡ UN BESITO !!

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
10 de febrero de 2011, 19:42 delete

impresionantemente preocupante!!!!

Reply
avatar