La leyenda de Val-Rubén

Cuenta una antigua leyenda que yendo un cazador hacía un lago cercano a su casa, aparecía en él un dragón de escamas rojas, tan rojas que a su lado el fuego parecía incoloro. El cazador creyó que debería matarlo, pues en las historias de había escuchado en su juventud narraban grandes matanzas en que fieros y salvajes dragones cometían todo tipo de males.

Comenzó a imaginar la fama que le daría el matar al dragón. Puso una flecha en un gran arco y se escondía tras un árbol esbozando un plan para darle muerte.
Cerró los ojos, conto hasta tres y salió de detrás del árbol apuntando a... ¿Dónde estaba el dragón?.

- Hola -. Dijo una voz muy grave y tranquila detrás del cazador.
- ¿Quién eres?-.

El cazador giró lentamente y vio lo que segundos antes buscaba, un dragón y quedó inmóvil esperando que le devorase.

- ¿Quién eres? -. Insistia el dragón.
- Un humano -. Contesta el cazador.

- Un cazador humano... -. Masculló entre dientes el dragón -.
- La última vez que vi a uno, intentó matarme. ¿Harías lo mismo? -. Pregunta inocentemente.
- No, no...

- Es igual, no te comeré -. Dijo el dragón.
- ¿De veras?, ¡Gracias! -. Exclama el cazador.

- ¿Porque me das las gracias?, no te voy a comer porque los dragones somos herbívoros.
- ¿Todos? -. Pregunta el cazador, que cada vez respiraba más tranquilo.

- Claro -. Contesta el dragón, creyendo que esa respuesta era obvia.
- Pero en las historias...

- ¡Las historias, las historias! -. Se enfurecia el dragón.
- ¿No te has fijado en que las historias siempre apareceis como los mejores, como los dueños del mundo?, pero no te fijas en nada, ni siquiera te ha extrañado que hable.

- Tienes razón... -. Dijo resignado el cazador.
- ¿Como aprendiste a hablar? -.

- ¿Que dices? -. Grita enfadado.
- Los humanos aprendisteis a hablar gracias a los animales.
- ¿Y ahora porque no hablan?, ¿se han convertido en bestias salvajes?.

- ¿Bestias?. No hablan porque los humanos no mereceís conocer el saber de los animales. Además, ¿a quien llamas "bestia salvaje"?. ¿Quién es más bestia: los animalillos que huyen de los humanos y matan para comer o los humanos que matan por matar a los animales y guerrean entre ellos para apoderarse de un mundo que no es suyo?.

- ¿Que hay de malo en ello?. Matamos porque... quizá tengas razón. Pero somos la raza inteligente: construimos casas mediante árboles, tejemos ropas con vuestros pelajes... lo aprovechamos todo.

- ¿Acaso eso es ser inteligente?. La inteligencia es como una rosa: es bella, alegra el día; pero necesita cuidados, y de eso los humanos ya se han olvidado. Sólo pensais en vosotros: cuando quemais un bosque para cultivar vuestros alimentos, no pensáis ni en los árboles ni en los animales que allá habitan; cuando taláis un árbol para levantar vuestros hogares, no pensais en que las piedras cobijan más que la madera; cuando matáis un animal por mera diversión, no pensáis en su familia. ¿Acaso no sois los humanos los que más temeis a la muerte?. Entonces, ¿porqué someteis a la flora y fauna a ella?.

El cazador descubrió lágrimas en los ojos de aquel dragón, el Val-Rubén, unas lágrimas del dolor producidos por todas aquellas muertes innecesarias.

Decidió entonces, el cazador, promulgar aquellas ideas hasta el día de su muerte.

Naturalmente, esto nunca llegó a suceder y por eso le llamamos leyenda. Cuando el cazador comenzó a decir y contar todo cuanto había acontecido, los otros humanos hicieron lo único que saben hacer bien: esconder la verdad matando a su paso al cazador y al Val-Rubén.
Previous
Next Post »

4 comentarios

Write comentarios
Celso
AUTHOR
15 de marzo de 2009, 18:23 delete

Que bonita historia, hasta me emocioné y todo.

Pero sirve para abrir un poco los ojos...
Siempre intentamos esconder la verdad y arrasamos todo los que nos encontramos.

Que tengas un buen día.

Un abrazo.

Reply
avatar
Isi
AUTHOR
16 de marzo de 2009, 17:41 delete Este comentario ha sido eliminado por el autor.
avatar
Isi
AUTHOR
16 de marzo de 2009, 17:41 delete

Preciosa leyenda.

Impresiona verse en un espejo y ver todo eso, eh?????? Yo tampoco entendí nunca eso de que somos "inteligentes".

Por cierto, estoy ansiosa por ver la historia de mañana! jejeje

Besos obesos y a pasar un buen lunes y una buena semana!!

Reply
avatar
Bruno
AUTHOR
9 de julio de 2009, 4:32 delete

Que historia más bonita.

Lo que no entiendo es como el ser humano arrasa con todo lo que se encuentra en su camino.

Lo dicho, una buena historia.

Que tengas un buen día.

Reply
avatar