Llamada perdida.

Oscuras longanizas desvanecidas en mi pensamiento, sólo son imágenes que autodestruyen mis recuerdos.

Mi mente perturbada, por malos pesares, ahogado en mi almohada llamando al teléfono de mi novia y colgando para que crean que es desconocido.

El nombre de mi novia atrapado en bocas de todo el mundo, una llamada tras otra en su casa sonaba, ella creía que era telefónica, pero lo que no sabe es que yo la estoy llamando.

Su miedo apretaba sus nalgas y su corazón latía muy fuerte, cogió el teléfono, yo colgué y ella notó tonos de comunicando.

Su miedo se estremecía por sus piernas, rápidamente corrió a su cama y se fue a dormir.

Por la mañana comentó la historia a sus padres y ellos no les creían, al llegar la noche, de nuevo sonó el teléfono y rápidamente ella contestó:

-¡Si!, ¿Dígame?-.
Como había cambiado mi voz, a través de un ordenador, comencé a hablar.

- Te voy a violar lentamente y experimentar tu cuerpo desnudo, con una cuchilla de afeitar, quebrantaré tu silencio y harás llorar hasta el cielo.

Sus palabras hicieron estremecer a ella, haciendo que ella colgará primero el teléfono.
Corriendo se fue a la habitación de los padres, los despertó y:
-Papá, Mamá, lo habeis escuchado la llamada, hasta yo he contestado-.

-Calista, duermete que son las tres de la mañana y tengo madrugar-. Contesta el padre.
-Calista, acuéstate que ya es muy tarde y tienes que dormir-. Responde la madre.

Ella se fue a dormir, aunque le costó bastante coger el sueño.
Al dormir ella tuvo un sueño, soñaba de que ese malhechor la maltrataba y la agredía una y otra vez.
Al despertar volvió a contar el problema y no le creyeron, pero en su pensamiento tenía otra vez la llamada y seguro que a la tercera va la vencida.

No comió ni cenó, sólamente esperaba a que volviera a llegar las 3 de la madrugada, que es cuando volvían a llamar.
Cuando llegaron las tres en punto ella estaba justo al lado del teléfono y no dejó ni que sonara, lo cogió rapidamente.

-¡Si!, ¿Dígame?-.

-Te haré llorar y sufrir con complejos, no podrás salir de casa y la gente se meterá contigo, mientras yo me voy a reir-.

-¿Quién eres?, ¿Ruano, eres tú?, como seas tú corto contigo, esto no tiene gracia y sé que eres tú. deja de hablar tan raro y habla bien-.

Al día siguiente había quedado con ella por la mañana, ella me esperaba en el portal, pero no iba vestida con la ropa que esperaba ver.

-Ruano, tengo que hablar contigo, lo que acabas de hacer estos tres dáis atrás no tiene gracia, entiendes y además déjame que hable, todo lo nuestro estos tres años han terminado y ahora dime lo que quieres decirme-.

-Bueno, que te digo, que estos días he estado de viaje y como no sabía tu teléfono de memoria, pues no he podido llamarte estos días, déjame que te hable, verás, yo he venido para estar contigo porque hace tiempo que no te veo y me encuentro con todo esto, que quieres que piense y además no te engaño, te digo totalmente la verdad.
Claramente como no me crees nada, pues en fin si dices que hemos terminado, pues adiós-.

-No, espera, si es cierto lo que dices, demuestrame que me quieres-. Dice ella.

-¿Como?-.

-No sé, como quieras pero demuéstramelo y así me creeré de que no me has llamado.

-Verás tienes aquuí este regalo, mi foto en una placa, hoy es el día de los enamorados y te iba a regalar esto para demostrarte de que te quuiero y que no me he olvidado de ti-.

-Ruano, es precioso, de oro y todo, graicas, siento haber montado este numerito, sube que me voy a vestir y nos vamos a un thailandés.

Todo ha sido un susto, un susto y nada más. pero me prometí una y otra vez que no volverá a pasar nunca más.
Previous
Next Post »

2 comentarios

Write comentarios
Isi
AUTHOR
9 de marzo de 2009, 14:04 delete

Me gustan las historias que me dejan con esta sensación de..."lo voy a leer otra vez, porque no estoy segura de haberlo entendido"...

Que tenga usted un buen lunes y por supuesto, una buena semana.

Un beso

Reply
avatar
Celso
AUTHOR
9 de marzo de 2009, 17:52 delete

Que chunga la historia...

Me gustó mucho aunque los nombres Ruano y Calista, menudo delito de nombres.

Un saludo mozo

Reply
avatar