Noche de San Juan / Noite de San Xoán.

San Juan en Galicia.

hoguera-sanjuan En toda la costa gallega y en muchas poblaciones del interior se celebra el “San Xoan”, que es además denominación de todo el mes de Junio.

Se dice que esa noche mágica se comunican en el mundo del Alén (más allá) con el del más acá. Es el momento de espantar los malos espíritus. En San Xoán meigas e bruxas fuxirán.

Las hogueras se encienden llegado el día 24, es decir, en la medianoche del 23 al 24. Se le atribuye protección y buena suerte al hecho de saltar nueve veces una hoguera esa noche (según las poblaciones, el número varía). También nueve veces había que recibir olas en La Lanzada, para aumentar la fertilidad femenina.

Es importante mencionar las hogueras en la Isla de Arosa ya que cada año en este solsticio más de 50 hogueras se encienden en el lugar, con un ambiente festivo las preciosas playas de arena blanca se llenan de gente a la anaranjada luz del fuego.

Por la noche se recogen plantas aromáticas de varias clases que se dejan en agua para lavarse en la mañana siguiente; se le atribuyen propiedades terapéuticas y limpiadoras. Hacer dibujos o manchas esa noche también tenía un carácter clarividente, y también en ese sentido, acostarse con un manojo de hierbas de San Juan hacía que al día siguiente, despertarse se supiera la identidad de la futura pareja.

La comida típica de esa tarde-noche con los cachelos (patatas asadas con su piel, que se retira luego) y las sardinas asadas. Es una fiesta extendida en todo el litoral y casi toda Galicia.

San Juan en Sada.

La concejalia de Cultura, que dirige Gabriela Castro, organiza hoy (día 23 de junio) la tradicional fiesta de la Noche de San Juan en la zona del Curruncho. El ayuntamiento anima a la ciudadanía a que participe en esta celebración, que comenzará a las 19:00 horas con una sardinada popular en la que, por el precio de 2 euros, las personas asistentes podrán degustar el popular pescado acompañado de vino y pan. El ayuntamiento encargó para la celebración 1.000 kilos de sardinas, 850 de pan y 600 litros de vino.

El grupo de gaitas ‘Queiroa’ amenizará la celebración, que proseguirá a las 23:00 horas con una gran queimada totalmente gratuita. A la medianoche se prenderá el fuego de San Juan y se procederá a la quema de la meiga. También habrá fuegos de artificio.

“El cupo”

Soy marinero por parte de padre y gallego por la gracia de Dios y soy abstemio merced a la mar, o por mejor decir a las criaturas que en ella habitan.

Todo sucedió la noche de “San Juan”, durante mi embarque en el Reina Maria, un carguero panameño que hacía la ruta del Índico.

Aquella noche el mar estaba como para que se nos llevaran los diablos y como era el santo de mi mujer, y hacía más de tres meses que no la veía, estaba consolándome la morriña con una botella de Brandy que guardaba para la ocasión, desde que se la confisqué a un matasanos que nos acompañó durante un tiempo.

Al fulano ese la mar no le sentaba nada bien, así que se desembarcó en cuanto pudo, dejándonos parte de sus bártulos y con ellos una caja de botellas que rápidamente repartimos entre toda la dotación. Y allí estaba, apurando el último trago de licor cuando me sentí indispuesto, y por no manchar el camarote, salí a cubierta con la intención de aliviarme el estómago y la cabeza con el aire de la noche.

Pero según salí, noté que no había sido buena idea. Un golpe de mar me hizo rodar por el suelo, y cuando me incorporaba, una ola de buen tamaño me arrastró por la borda. Supongo que hubiera sido fácil asirse de algo, pero el alcohol, que no es buen consejero, es peor equilibrista, y en un decir Jesús me vi sumergido en el agua, tragando mar, y vomitando alcohol a un tiempo. Y así me hallaba, cuando surgió ante mí una de esas criaturas que la mar engendra, mitad pez, mitad mujer, de verde melena y mostrando sin recato sus atributos femeninos.

Y tras un momento de sorpresa mutua, ella, que se veía más decidida, me tomó de la mano y me arrastró a las profundidades.

Cruzamos una ciudad de barcos hundidos, entre los que se veía a los marineros que en su día los tripularon, muy ociosos, solazándose con criaturas similares a la que mi tiraba.

Por fin llegamos a lo que parecía ser su trono, cubierto de tanta perlas, corales y maravillas, que ni el rey de Siam, y en el que se hallaba un anciano de larga barba, mitad humano mitad abadejo, que llevaba una corona de nácar y un largo tridente dorado.

Y apenas nos vio, volvió la cara hacía la niña pez y le dijo:

--“Pero hija mía, ¿otra vez con un inmigrante ilegal?, ¡y encima gallego!, ¿Pero no te he dicho que este año ya hemos sobrepasado con creces el cupo de gallegos?, ¿que si seguimos así se nos va echar encima todo el consejo de la Comunidad Oceánica, y nos van a poner otra sanción que va a dejar pequeña a la del exceso de cuota de lapas?”.

-- “Venga, coge al humano este y déjalo donde los has encontrado”.

La niña me miró con enojo, y me dio tal coletazo que me mandó disparado con una ola hasta la misma cubierta del carguero. Y allí me encontré de nuevo, tirado y vomitando, ya solo agua salada y contemplando la botella de licor que ahora tenía en su interior, en lugar del líquido ambarino, un gran fragmento de coral con forma de corazón, como para demostrarme que todo aquello no había sido un sueño.

Así que desde entonces no bebo alcohol, y en las raras ocasiones en que me ataca la tentación, miro la botella con el coral dentro y me digo: “Venga Pepiño, aguanta, que quizá este año aún no se cubrió el cupo de gallegos”.

Relato relacionados:

Previous
Next Post »

2 comentarios

Write comentarios
Celso
AUTHOR
23 de junio de 2009, 19:11 delete

Pues yo ya lo tengo todo preparado para esta noche, aunque mañana toque madrugar, no pierdo esta noche ni por todo el oro del mundo.

Además la historia me encantó.
Un abrazo.

Reply
avatar
Isi
AUTHOR
24 de junio de 2009, 16:49 delete

Jo, me hubiese gustado y no sabes cuanto, estar en alguno de esos sitios que comentas....pero sobre todo en la playa de la Lanzada...

La historia es genial!, lo de la sirena, lo del padre, lo del cupo de gallegos (tremendo!!!) y la frase final que es buenísima!.

Simplemente genial.

Un beso y espero que lo pasaras bien..y Celso también!!

Reply
avatar