> Leyenda Gallega – El Santo Grial del Cebreiro.

Post: 835.

El Santo Grial do Cebreiro En las altas cumbres de la sierra, el el Cebreiro (Lugo), frontera con León, hay una aldea, Pedrafita, compuesta por un pequeño grupo de pallozas: casas de planta baja, muy primitivas, de paredes de cachotería (piedras sin labrar, unidas con barro), de forma redondeada, y cubiertas de colmo, junco o paja gruesa cosida en fajas superpuestas.

Por allí pasaba el camino francés de las peregrinaciones a Santiago; y como aquel lugar era muy difícil de subir por lo abrupto y costanero y más fatigoso por el frío de las nieves que lo cubre buena parte del año, dícese que San Giraldo, Conde de Aurillac, hizo construir allí un hospital y una iglesia para que pudieran reposar y confortarse, corporal y espiritualmente, los peregrinos que de ello hubiera menester.

Wagner de Parsifal, sitúa tan famosísimo templo en las montañas septentrionales de España, el templo indestructible sería el Santuario do Cebreiro; y el misterioso Grial “El Cáliz do Cebreiro”. Santo Milagro o Milagro del Santo Grial.

Aconteció, allá por el año 1.300, que un cura de la parroquia empezó a pensar en como era posible que la santísima hostia, pequeña hoja redonda de pan, y el vino de misa pudiera convertirse en carne de Jesús Dios al tiempo de la consagración, cumplida simplemente por un hombre mortal y pecador como era él.

La duda mordía con frecuencia el corazón del sacerdote; la duda amargaba las horas solitarias de sus noches de insomnio.

-- ¡Oh, Dios! (murmuraba el cura afligido), la fe se debilita en mi. Mi ser enflaquece y mi cerebro estalla, pero no veo claro este misterio. ¿Unas leves cruces trazadas en el aire por mi mano y unas pocas palabras murmuradas por mi boca, no siempre limpia y pura, cómo pueden hacer tal milagro?.-

Había un vecino de la parroquia que vivía en Barxamaior una media legua de Pedrafita y era tan devoto de la Santa Misa, que por ninguna cosa, ni aún por las tormentas o nevadas más fuertes, dejaba de acercarse allí para oír su misa.

Un domingo estaba el cura celebrando el Santo Sacrificio. Nadie más estaba en la iglesia, porque la turbulenta cellista de aquel día era tal, que causaba pavor. Tenía ya consagrada las hostia y el cáliz, cuando oyó el ruido de alguien que entró apresuradamente en la iglesia.

El sacerdote lo miró con sorpresa y, asombrado, murmuró:
-- ¡Pobre hombre, venir con este tiempo de tan lejos, fatigosamente y exponiéndose a morir en el camino, solo para postrarse ante un poco de pan y vino!.

Pero entonces sintió un estremecimiento extraño. Miró para la patena y vio, horrorizado, cómo la blanca rodajita del blanco pan enrojecía, convirtiéndose en sangrante carne de parecía recién cortada de un cuerpo vivo; y el vino del cáliz se espesaba, adquiriendo un tono más bermejo, y olía a sangre.

El mísero cura cayó de rodillas al pie del altar y luego se desplomó sobre las gradas, desvanecido.

El hombre que había llegado en aquel momento corrió hacia el altar y trató de incorporar al sacerdote. Estaba muerto.

El Milagro fue conocido por los Reyes Católicos, que en 1.486 peregrinaron y conocieron el milagro y donaron el relicario que, junto con el Cáliz, se expone, en caja fuerte, a la contemplación de los  fieles que acuden a la Iglesia de Santa María. Los peregrinos alemanes divulgaron el milagro y  Wagner lo incluyó en su obra Parsifal.

Rodrigo Las reliquias de este milagro se conservan en dos ampollas de vidrio y plata en la iglesia de Pedrafita do Cebreiro.

También te puede interesar…
> 27/01/11
Historia sobre… El Santo Grial.

Publicado por… Rodrigo Rodríguez. Categoría… Leyenda.

 

Previous
Next Post »

6 comentarios

Write comentarios
Diego
AUTHOR
10 de febrero de 2011, 0:11 delete

Interesante leyenda aunque el curilla salga mal parado.

Que gusto da saber de estas leyendas, aunque sea Salmantino de nacimiento, estas leyendas me tienen fascinados.

Un saludo.

Reply
avatar
DDmx
AUTHOR
10 de febrero de 2011, 7:03 delete

No la conocía... Es decir asociaba algo de un caliz a lugo, pero creo que lo vi en Cuarto Milenio. no hice mucho caso. Un saludo.

Reply
avatar
Nela
AUTHOR
10 de febrero de 2011, 11:23 delete

Me ha encantado la leyenda, no la conocía, aunque si Piedrafita
Besos
Nela

Reply
avatar
Bruno
AUTHOR
10 de febrero de 2011, 13:54 delete

Yo tampoco la conocía pero me ha gustado.

Salu2.

Reply
avatar
Cristina
AUTHOR
10 de febrero de 2011, 14:54 delete

Tenía asociado el caliz con lugo, pero nunca había oido la leyenda.

Muy bonita, por cierto.

¡¡ UN BESITO !!

Reply
avatar
Celso
AUTHOR
10 de febrero de 2011, 16:35 delete

Muy buena leyenda pero un triste final para el cura (¿se lo merecería?).

Un abrazo.

Reply
avatar