¡¡ Con dos cojones !!.

  • Está sacado de un e-mail que me enviaron.

nc3jE3z4XlwhH7aPBKLq.0 Resulta que llegamos el otro día a una terraza en una bar de mi pueblo (Griñón) con mi coche, mi mujer y yo.

Aparco justo enfrente de las mesas y sillas y al lado de un pedazo de Mercedes 600. O sea que, si no me equivoco, es de 1.992 mas o menos.

Bueno, a lo que vamos, nos sentamos justo enfrente de los dos coches y creo que el dueño era un cincuentón que estaba tomando algo con su mujer a nuestro lado.

En esto llega un 206 “ultrastreetrayotunning” en un color inexplicable y todo reluciente y lo típico: con las ventanillas bajadas y la música de Máxima FM a tope y pegando acelerones para que se oyeran su “maxmegatubarros”

Va el tío y aparca en doble fila detrás (en gran parte) del mercedacos y del mío. Se bajan dos pimpines con los pelos despeinados hacia arriba y engominaos hasta el culo, se quedan mirando el mercedes y mi coche y van a sentarse en la mesa de al lado con otros tres colegas que ya estaban en la terraza.

A la que venían a sentarse, el hombre del Mercedes le dice educadamente al chico que le quite el coche que va a salir. El “neng” le dice que “sí, ahora mismo”, y entre risas con sus amigos comenta por lo bajini que “una mierda, que mucho coche pero que le va a tocar esperar un ratito”.

Mientras él se regocija con sus amiguitos, los cuales también se partían el culo, el cincuentón del Mercedes con el coche ya un rato encendido le toca el claxon y le dice que haga el favor que quitárselo y el niñato le dice “que te esperes hombreeee, tanta prisa y tanta polla” (palabras textuales) y el crio sigue bebiéndose su bebida con los amigos, de fondo, partiéndose el culo.

(Ahora viene lo bueno)

El tío del Mercedes mete marcha atrás y acelera a tope con los 408 CV que tiene el bicho (si no me equivoco) y le mete al 206 un estacazo del copón empotrándole toda la puerta toda la puerta del copiloto para dentro medio metro por lo menos.

Yo, y todos allí, nos quedamos así, menos el crío del 206 que se quedó blanco. Se abalanzan sobre el viejo todos los chavales, y tres o cuatro tíos que estábamos allí les paramos los pies. El dueño del 206 le empieza a gritar al del Mercedes “que si está loco, que si tal…”.

El cincuentón se baja tranquilamente (la mujer ni se menea, se queda sentadita) y le suelta al chaval “que creía que ya se lo había quitado y que no había visto el coche” y le dice para mi la frase del siglo (al loro):

“Mira hijo: para ser chulo en esta vida hay que tener cojones y dinero”.

Y ahora saca los papeles, que hacemos el parte y, no te preocupes, que la culpa la he tenido yo. Pero tu coche se va a quedar un mesecito en el taller, un poco más de lo que tu me has hecho esperar.

Impresionante la gente hasta aplaudía, el niñato no sabia donde meterse y creo que no va a olvidar esa frase en su vida.

Je, je… fue para verlo, casi le pido un autógrafo al del Mercedes, mi héroe, y hasta a la mujer, que ni siquiera hizo gesto de preocupación.

A todo esto, decir que el Mercedes ni siquiera se abolló. Solo unos rasguños de la inexplicable pintura del otro y ya esta. Vamos, ni comparación con lo que hizo al 206.

Onion - Estefan

Previous
Next Post »

2 comentarios

Write comentarios
Celso
AUTHOR
23 de septiembre de 2009, 19:28 delete

Le está bien merecido por chulo y prepotente.

Me refiero al del 206, claro.

Un abrazo.

Reply
avatar
Cristina
AUTHOR
23 de septiembre de 2009, 22:41 delete

Le estuvo bien al niñato.

Ahora, un mesecito sin coche.

¡¡ UN BESITO !!

Reply
avatar