Diario de una estancia en la Residencia.

Con el permiso de Estefan voy usar la categoría “Cosas mías” para relatar en este post mi estancia la última semana de Agosto en el CHOU (Complejo Hospitalario de Ourense) y así por lo menos para que cotilleéis un poco.

Lunes, 24 de Agosto

Entre sobre las 09h20 por la puerta de urgencias debido a una dolencia estomacal (no pongo detalles porque no me gusta ser escabroso ni caer en el morbo) que me motivó a estar en la UCI.

Por la tarde recibí la visita de mi madre (que tenía pensado quedarse hasta el 6 de Septiembre en la playa), me pusieron cinco puntos de sutura en la mandíbula inferior por motivo de una caída en el baño que tuve.

Martes, 25 de Agosto.

Ese día ya salí de la UCI y por la tarde ya me habían trasladado a planta, en el cual, mi compañero de habitación era un hombre de unos 75 años.

Miércoles, 26 de Agosto.

Tumbado en la cama todo el día y viendo como mi compañero desayunaba, comía, merendaba y cenaba, cosa que yo no podía porque al ser un problema estomacal y hasta que no averiguaran el motivo no me podía alimentar, y claro, ver al otro comer se me ponían los dientes largos (como una morsa) y se me caía la babilla.

Jueves, 27 de Agosto

¡¡¡ Por fin empecé a comer !!!, una dieta blanda sin grasa, sin sal y todo desnatado, pensé que me moría del asco, pero al final le cogí el gusto a este tipo de comida.

El desayuno nos lo daban a las 08h00, la comida a las 13h00, la merienda a las 17h00 y la cena a las 20h00. Aquello parecía el horario de comidas de una casa inglesa.

Viernes, 28 de Agosto

Una vez que ya me dejaron levantarme de la cama, pero eso si, de la cama al silla que había al lado de mi cama y nada más, no debía de hacer mucho esfuerzo.

Y mirando por la ventana de mi habitación observé que daba al edificio de consultas y revisiones, concretamente al de otorrinologia y me fijé en el siguiente detalle:

Hay cuatro médicos, divididos en diferentes habitaciones, entran a las 09h00, a las 11h00 paran a tomar el café incorporándose a las 11h30 para volver a trabajar, sobre las 12h45 vuelve a parar para tomarse otro café hasta las 13h15 (más o menos), saliendo ya de trabajar sobre las 14h15.

Eso sí, entre paciente y paciente, se tiraban como unos 10 minutos o escribiendo sabe Dios el qué o navegando en Internet.

Sábado 29 y Domingo 30 de Agosto.

Esos dos días fueron un total coñazo, paseando por el pasillo de arriba para abajo, si por lo menos hubiera conexión wi-fi sería un poco más llevadero la estancia, pero no, había una tele pequeña y para verla tenías que pagar unos 2.80 euros por 3 días.

Lunes, 31 de Agosto.

Después de tanta visita del medico días atrás, me comunica que no habían encontrado el motivo de mis problemas estomacales,

Y yo todo serio y con cara de cabreado le suelto: “A ver si resulta que sin darme cuenta por la noches me transformo en vampiro y al elegir a una víctima resulta que tenía la sangre mala y por eso estoy aquí ingresado”.

A lo que me contesta el médico después de una leve carcajada: “Por lo menos veo que tienes un buen sentido del humor”.

Martes, 1 de Septiembre.

Libre, como el sol cuando amanece ya soy libre… como el mar…

Salí de la residencia a la 13h00, ya que los cabritos no quisieron darme de comer.

Detalles:

Pijama: Un pijama cantoso, con un pantalón de talla 56 y tenía que atármelo, cosa que parecía que no tenía culo y me sentía como si hubiese adelgazado muchos kilos.

Aunque lo más curioso, es que en los pijamas suele llevar el nombre SERGAS (Servizo Galego de Saúde), pero en el pantalón leí “Hospital de Valdeorras”, y por lo que yo sé, ese hospital está unos 60 kilómetros (así a ojo), vamos, que los de la lavandería se debieron de equivocar.

Enfermeras: Más majas que las pesetas, siempre al cuidado tuyo, dándote mimos y que no te faltara de nada.

¿Os acordaís de los primeros capítulos de la serie “Médico de Familia” donde aparecía Gertru (Lola Baldrich) con muchos pins y la bata corta. Pues aquí había una parecida, un poco más mayor pero con un tupe casi al estilo Elvis Presley, labios pintados y rojos y tres pares de gafas.

Bueno, hasta aquí este ha sido un resumen de mi “última semana” de vacaciones, no quise entrar en más detalles porque no quería caer en el mal gusto ni en el morbo.

¡¡ Un abrazo para ellos y un besito para ellas !! (los que esteis leyendo este blog) y aquí habrá Celso para rato.

Onion -  Celso

Previous
Next Post »

4 comentarios

Write comentarios
Isi
AUTHOR
3 de septiembre de 2009, 13:52 delete

jolín....al final abandonaste el hospital sin saber qué te pasaba????...en fin, por lo menos tienes sentido del humor..ejem!.

Bueno, lo importante es que ya estés mejor, aunque mira el lado positivo...mucha gente no ha salido de casa en vacaciones por falta de dinero....tú has estado fuera y con los gastos pagados!!! eso sí, mucho turismo no has hecho, pero a caballo regalado.....jeje.

Un besote!!

Reply
avatar
Estefan
AUTHOR
3 de septiembre de 2009, 15:50 delete

A mi lo del vampiro me mató, jajajaja.

Pero bueno, lo importante es que esteas bien.

Un abrazo.

Reply
avatar
Cristina
AUTHOR
3 de septiembre de 2009, 23:09 delete

Bueno, lo importante es que estás bien y ya sabes...

... A partir de ahora ... ¡¡ A CUIDARSE !!.

¡¡ UN BESITO !!

Reply
avatar
Gamusino
AUTHOR
5 de septiembre de 2009, 8:37 delete

Bueno, yo sin caer en el morbo ni ser escabroso te preguntaría, ¿pero entonces qué te pasaba? :P
Me alegra que estés ya bien, aunque te hubiera ido igual de bien en tu casa sin enseñar el culo a las viejas en los pasillos jejeje a más de una le habrás alegrado el día. Un abrazo

Reply
avatar